Los 10 errores más comunes al maquillarse

El maquillaje sirve para realzar nuestros puntos fuertes pero en ocasiones tiene el efecto contrario, sobre todo cuando se nos va la mano con las brochas y los colores. De hecho, maquillarse demanda una mezcla perfecta de arte y práctica, salpicada con un poco de conocimiento. ¿Cuáles son los fallos que debes evitar a toda costa?

  1. Recurrir a demasiados colores. Los estuches de maquillaje normalmente incluyen muchos colores pero eso no significa que debamos usarlos todos de una sola vez. Recuerda que no se trata de pintarse un arcoíris en el rostro ni de combinar las sombras con el color del vestido o del bolso.
  2. Usar tonos inapropiados. El maquillaje debe servir para realzar nuestros rasgos más favorecedores, lo cual significa que todo debe lucir lo más natural posible. Por eso, una sombra de ojos roja no suele sentar bien, al igual que el exceso de polvos bronceadores en las mejillas. 3. Dejarse llevar por la moda. En los últimos tiempos el rojo intenso para los labios ha vuelto a ser tendencia. Sin embargo, si esta paleta de colores no combina con tu tono de piel, es mejor que la evites porque el resultado será fatal.
  3. Abusar del delineador. Probablemente se trata de uno de los errores de maquillaje más difundidos entre las mujeres. Y es que el delineador de ojos se debe utilizar para realzar la mirada, no para esconderla. Cerciórate de que usas el delineador para agrandar tus ojos, no te empeñes en cambiar su forma.
  4. Aplicar tonos muy claros. Hay quienes se pasan con los polvos blancos, consiguiendo un “efecto geisha”. Sin embargo, este maquillaje no suele ser favorecedor y nos hace lucir como si estuviésemos enfermas. Cuando se trata de bases, lo mejor es apostar por una que se parezca al tono de nuestra piel.
  5. Olvidarse del polvo traslúcido. Ni siquiera el mejor maquillaje es inmune al paso del tiempo, el calor, el esfuerzo o los cambios de temperatura hacen que aparezca el brillo. Sin embargo,puedes prevenir este problema aplicando un polvo traslúcido o llevando contigo unos polvos compactos para retocarte.
  6. Usar unas pestañas exageradas. Las pestañas postizas están a la orden del día, al igual que la máscara de pestañas. Aplicadas con tino, pueden ser muy favorecedoras pero cuando son exageradas no nos hacen ningún favor sino todo lo contrario, resultan muy poco reales.
  7. Aplicar mucha base. En materia de maquillaje, menos casi siempre es más, una regla que también se aplica a la base. De hecho, muchas mujeres creen que mientras más base apliquen, mejor cubrirán las imperfecciones pero en realidad el exceso de base provoca el efecto opuesto realzando granos y arrugas.
  8. Usar demasiado iluminador. Es un error que probablemente todas las mujeres hemos cometido al intentar esconder las ojeras. En ese caso, lo que logramos es un “efecto panda” o “antifaz” ya que la zona queda mucho más clara que el resto de la piel. Sin embargo, recuerda que esta zona se debe trabajar con un corrector y un iluminador, el iluminador se aplica solo en el lagrimal y el rabillo del ojo.
  9. No limpiar la piel antes de maquillarse. Todas sabemos que es necesario retirar a conciencia el maquillaje pero lo que pocas sabemos es que este ritual también es válido antes de maquillarse. Si te maquillas y la piel no está limpia, la suciedad puede taponar la epidermis y provocar envejecimiento prematuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *