9 y Cuarto: descubriendo una boutique diferente

9 y Cuarto: descubriendo una boutique diferente

Hoy nos vamos a detener en la esquina de Juan Flórez, en A Coruña, a la altura del número 9, porque allí se encuentra una boutique de ropa de mujer que hoy mismo cumple 3 años. Se trata de la Boutique 9 y Cuarto.

En una época en la que los pequeños comercios han sufrido cierres, la economía se ha visto resentida y las empresas luchan por sobrevivir, nos encontramos con un nuevo concepto de boutique que aparece en el centro de A Coruña y cada vez está en boca de más gente.

Llegamos a Juan Flórez desde la Plaza de Pontevedra y nada más cruzar la Avenida de Finisterre ya podemos ver el logo de letras corpóreas iluminadas haciendo esquina entre las calles Juan Flórez y Betanzos.

Ya en la tienda Sandra, la dueña del negocio nos recibe con una sonrisa mientras atiende a una clienta que se prueba una prenda de abrigo.

Lo primero que nos llama la atención es la confianza que la clienta parece tener en Sandra. Supuse que sería una clienta habitual, pero lo que más nos sorprende es que cuando finalmente realiza una compra y se despide y le dice “volveré más veces, me ha gustado mucho comprar aquí”. Así que, sorprendida le pregunto:

¿No es una clienta habitual?

No, en realidad era la primera vez que venía. Nos conoció porque le vio una de nuestras prendas a una amiga suya y le preguntó.

Al final se llevó algo muy distinto, pero es que cada persona tiene su estilo y aquí intentamos que todo el mundo se sienta bien con lo que lleva.

¿Cómo consigues que una clienta confíe tanto en ti en una primera visita?

Bueno, supongo que con experiencia y sinceridad.

Estoy convencida de que la mejor manera de vender es no tratar de vender, sino centrar todo el esfuerzo en que las clientas se sientan bien con lo que compran.

Me gusta pensar que cuando mis clientas se llegan a casa y se ponen la ropa que han comprado sienten que ha valido la pena y cuando se miran al espejo sonríen. Ese es mi objetivo.

Así es como la gente te recomienda y así es como consigues que quieran volver a comprar otra vez.

Es un win-win y eso no falla nunca.

¿Cómo surge la idea de la boutique 9 y Cuarto?

De la experiencia y del conocimiento del público de la tienda.

Durante todo el tiempo que llevo trabajando en el comercio de moda de mujer he ido comprendiendo más y mejor lo que buscamos las mujeres cuando entramos en una boutique. He aprendido a base de fallar y ver como fallan otros. También he acertado algunas veces, pero de lo que más se aprende es de los errores.

Tengo muy claro que el sector de las tiendas low cost hace tiempo que está saturado. Ese no es mi nicho. Mis clientas no son el perfil de gente que suele comprar en cadenas de ropa.

Esto es una boutique multimarca y la que viene aquí sabe que va a encontrar marcas, calidad y estilo.

Pero tampoco quería que el concepto “boutique” se asociase a ese tipo de tiendas snobs en las que cuando vas a comprar sabes que pagarás un sobreprecio por la música chill-out, el espacio zen y el trato distanciado de las empleadas.

Al contrario, la boutique 9 y Cuarto está diseñada para que la gente se sienta como en el vestidor de su casa. Quiero que cuando vengan a la tienda se sientan relajadas y en confianza. Si esto no se consigue es imposible que las clientas puedan realizar las compras que más les conviene.

Aunque no lo parezca en la tienda hemos diseñado el recorrido de nuestras clientas, la iluminación e incluso el aroma con la intención de que se sientan como en el vestidor de su propia casa.

¿Cuál es el tipo de clienta que tiene la tienda?

La respuesta corta es muy gallega: “depende”.

El público de la tienda es un público muy de la zona. Viene gente de todo tipo, pero en su mayoría son gente de la zona del ensanche y alrededores. Es cierto que aquí la edad de la población es un poco más elevada que en otras zonas. Muchas de mis clientas se conocen y coinciden en misa, en asociaciones o tienen en común algunos grupos de amistades. Pero muchas señoras que vienen lo hacen con su madre y con su hija. En realidad tengo público de todas las edades.

No es una boutique excesivamente cara, pero es obvio que somos una tienda multimarca en la que priorizamos el diseño, la calidad de confección y el producto nacional. Esto último, salvo alguna marca reconocida como BarbourⓇ de mujer que nos parece imprescindible, trabajamos con marcas nacionales por la proximidad y por la calidad de nuestro producto.

Pero también tenemos nuestra propia tienda online, y ahí el público es incluso más variopinto. Vendo ropa a cualquier punto de la geografía española y la verdad es que la acogida en algunas zonas me está sorprendiendo. Nunca me habría imaginado que iba a tener tanta acogida en ciudades tan competitivas como Madrid o Bilbao o Sevilla.

He estado viendo que también publicas diariamente en redes sociales y lo haces de una manera un tanto original poniendo al menos un look al día en Instagram y en Facebook.

¿Vale la pena invertir en redes sociales?

Yo creo que sí, pero depende de cómo se haga.

Si lo que buscas es crecer en número de seguidores, pues tal vez no merezca la pena dedicarle tiempo. (Eso solo aporta vanidad). Pero si lo que tratas es de publicar contenido de valor para el perfil de clienta de la tienda… entonces si.

Hace tiempo que me di cuenta de que el objetivo principal en redes sociales debería ser fidelizar y ayudar.

Es un trabajo de chinos, no te voy a engañar. Todos los días tienes que tener preparadas al menos 10 fotografías de una nueva propuesta. TODOS. Incluso fines de semana, festivos… pero vale la pena. Cuando preparo el look del día siempre pienso en alguna de mis clientas a las que me gustaría aconsejarle esa combinación de prendas que presento.

También te digo que la parte técnica de las redes sociales la delego en alguien de mucha confianza. Hay que saber delegar para poder dedicar el tiempo a lo que mejor se te da.

Pero los looks, eso es cosa mía siempre. Yo los configuro y yo les saco las fotos. Luego, el montaje, la publicación y demás… de eso no me preocupo yo.

Lo también hago es responder. Siempre respondo yo en redes sociales.

…y si la pregunta es si vale la pena en cuanto a ventas te diré que también vale la pena sin duda alguna. Gracias a las redes sociales fidelizo a muchas de mis clientas que, cuando ven algo que les gusta en las publicaciones, me escriben preguntando por si tengo su talla y se lo reservo. Si no lo hubiesen visto a lo mejor no hubiesen podido pasar por la tienda a tiempo… así que sí: vale la pena invertir en redes sociales.

¿Y el nombre? ¿Por qué “9 y Cuarto”?

La idea surge del propio local en el que se encuentra la boutique. Estamos en el número 9 de la calle Juan Flórez de A Coruña, pero en este mismo número hay cuatro puertas (3 locales y un portal). Nuestro local es el que hace esquina con la calle Betanzos y se encuentra a 1/4 del principio de la planta… por eso se llama 9yCuarto.

Bueno, lo cierto es que la marca ha sufrido alguna modificación después de la apertura. La idea era la misma, pero para facilitar su memorización y pronunciación hemos sustituido las fracciones que utilizábamos al principio por la palabra “Cuarto”.

Pero ¿quién es en realidad Sandra Sánchez?

Sandra Sanchez soy yo -nos dice mostrando un cierto sentido del humor-

En realidad Sandra Sánchez Merino es una persona que adora el diseño de moda, la buena confección y que ha vivido el comercio de la moda desde que nació.

Mis padres tenían un comercio de bolsos y desde muy pequeña he aprendido allí cómo tratar a las clientas, a comprender sus necesidades y a valorar un buen servicio personalizado.

Pero cuando crecí estudié diseño de moda y patronaje en una prestigiosa escuela de moda de A Coruña.

Más tarde, como siempre supe que mi pasión por la moda está íntimamente unida al comercio, amplié mis estudios con los de escaparatismo.

Pero yo no me definiría como diseñadora, patronista o escaparatista. Aunque he ejercido de todo eso, el núcleo de mi experiencia siempre se lo he dedicado a asesorar y ayudar a mis clientas a encontrar su propio estilo.

Durante los últimos 23 años he trabajado vendiendo en la calle Juan Flórez, por lo que muchas de mis clientas ya me conocen desde hace tiempo. Pero ahora que llevo las riendas de mi propio negocio siento que estoy cubriendo mejor las necesidades de mis clientas.

¿Cómo te definirías?

No puedo definirme a mí misma. Soy “Sandra” y la mayoría de las clientas me conocen por mi nombre.

A mi eso me gusta, porque yo también trato de acordarme de sus nombres, sus compras, su estilo,… Creo que esa manera personalizada de conectar es imprescindible y me gusta.

¿Cómo ves el futuro de la moda en A Coruña?

A Coruña siempre ha sido una ciudad pionera en el mundo de la moda.

Pero creo que en cuanto a fabricación aún tienen que evolucionar. Ahora mismo exportamos un tipo de producto que aquí no consume todo el mundo. Muchos de mis productos los tengo que ir a buscar a otros lugares de España y me gustaría tener más confección local.

En cuanto a tiendas, creo que sí que estamos dando la talla. Afortunadamente no soy la única que ofrece productos que le pueden interesar a mi público objetivo. Creo que la competencia es necesaria pues nos obliga a especializarnos, encontrar nuestro propio concepto de boutique y mejorar.

1 Comment

  1. Es una delicia comprar en 9C por el trato y la callidad de las prendas es muy difícil salir sin haber comprado ☺️

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.