CoolSculpting: adiós definitivo a la grasa localizada

CoolSculpting: adiós definitivo a la grasa localizada

A todas nos gustaría lucir un cuerpo ideal y esculpido sin grasa localizada, y muchas veces, por más que realicemos ejercicio o mantengamos una alimentación saludable, no siempre es posible. La genética, el estrés, los trabajos en los que debemos permanecer demasiadas horas sentadas o de pie…. Existen muchos los factores que juegan en nuestra contra a la hora de lograr ese cuerpo con el que soñamos.

Por suerte, hoy por hoy la medicina estética pone a nuestra disposición la última tecnología: Coolsculpting, la única alternativa a la liposucción para eliminar la grasa localizada de manera efectiva.

¿Qué es CoolSculpting?

El CoolSculpting es una técnica avanzada que, utilizando una tecnología controlada de enfriamiento, consigue congelar y eliminar las células grasas de las zonas deseadas.

Se trata, por lo tanto, de un procedimiento no invasivo: no requiere de ningún tipo de cirugía (ni tiempos de baja, ni anestesia), a diferencia de otras alternativas tradicionales que pueden poner en riesgo tu salud y dar malos resultados.

En el centro Carmen Sarmiento, ubicado en Sevilla, son pioneros del Coolsculpting en nuestro país, contando con una amplia experiencia que te garantizará los mejores resultados.

¿Cómo funciona CoolSculpting?

La tecnología de Coolsculpting se encuentra autorizada por la FDA, garantizando su total seguridad y eficacia. Está especialmente recomendada para la adiposidad que se resiste a las dietas y el deporte.

Veamos paso por paso su funcionamiento:

Paso 1

El procedimiento se realiza mediante un enfriamiento controlado con precisión que consigue atacar y cristalizar las células grasas. Para realizar esta función, primero se coloca, en la zona donde se desea realizar el tratamiento, un aplicador que atrae el tejido. En esta primera fase se suele sentir un leve estiramiento o pellizco en la piel.

Paso 2

A continuación, se comienza a aplicar el enfriamiento controlado en las zonas adiposas a tratar. Es posible en este punto notar una sensación de frío intenso, pero disminuirá a los pocos minutos una vez comenzado el procedimiento. Esta fase puede durar entre 35 y 60 minutos y el paciente puede aprovechar para leer, revisar sus correos e incluso dormir, si así lo desea.

Paso 3

El paciente ha terminado la sesión y podrá seguir con su vida habitual, retomando sus actividades normales.  En este punto, el tratamiento continuará de manera pasiva mediante el trabajo del propio sistema inmunitario, el cual eliminará poco a poco las células muertas que han sido cristalizadas mediante el enfriamiento controlado.

Este proceso se producirá a lo largo de las siguientes semanas y meses: los resultados de CoolSculpting son a largo plazo, pero con pocas sesiones se logran los resultados deseados y en cada sesión se elimina, aproximadamente, un 20 % de grasa.

¿Qué zonas del cuerpo se pueden tratar con CoolSculpting?

CoolSculpting se puede utilizar en una gran cantidad de zonas corporales, algunas de ellas son:

  • Abdomen
  • Parte interna y externa de los muslos
  • Papada
  • Debajo de los glúteos
  • Parte superior de los brazos
  • Cadera
  • Grasa de la espalda

Olvídate de tratamientos invasivos, dietas poco sanas o ejercicios extremos que dañan tu salud y no te ayudan a reducir la grasa localizada. CoolSculpting es la mejor alternativa para conseguir el cuerpo que deseas a la vez que cuidas de tu salud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.