¿Cuánto cuesta un bebé en su primer mes de vida?

¿Cuánto cuesta un bebé en su primer mes de vida?

Susto nos ha dado la cifra que ha dado la Federación de Usuarios Consumidores Independientes (FUCI) relativa a cuánto puede costar un bebé durante su primer mes de vida. ¿Están sentados??? Para los que aún no conocen la cifra, aquí viene… ¡1.910 euros de media! Esta cantidad, añaden, “puede llegar a suponer los 2.500 euros en caso de comprar otros productos no completamente necesarios, como son los intercomunicadores, humificador, hamaca, extractor de leche, etc.”.

En MásQpeques esta cifra nos parece que está un tanto engordada, por eso, vamos a desentrañar en qué dice la FUCI que se nos van esos 1.910 euros, para que no se nos quiten las ganas de traer niños al mundo. Al menos, no por esto motivo. Razones, haberlas, haylas…

Según FUCI, estas son las partidas en las que desaparecen esos casi 2.000 euros:

Cuna – 319 euros

Colchón – 78 euros

Cochecito de paseo – 661 euros

Silla de seguridad – 199 euros

Bañera – 66 euros

Tronas – 154 euros

Productos de higiene – 26 euros

Biberones – 29 euros

Leche – 32 euros

Ropa – 260 euors

Pañales/ toallitas – 86 euros

Total… ¡1.910 EUROS!

En nuestra redacción hemos estado comentando cuánto cuesta realmente ese bebé en ese primer mes de vida y las cuentas para nada nos coinciden con estas. Básicamente, porque en esa lista aparecen artículos que no son necesarios en ese primer mes de vida de los niños. Por ejemplo, la trona, el colchón o la cuna. En los primeros meses se suele utilizar un moisés, que normalmente nos deja algún conocido o que nos regalan. Y es que en esto de los regalos radica el kit de la cuestión, ya que cosas como el cochecito de paseo, la silla de seguridad y productos de higiene infantil, así como la ropa para bebés suelen ser presentes que nos hacen familiares y amigos.

Donde se nos va a ir prácticamente todo el dinero en ese primer mes es en pañales y toallitas, que no es poco. Son bastante caros, la verdad, pero fundamentales. No se puede prescindir de ellos. Ya después vendrán otros gastos, como los ocasionados de la alimentación infantil, con la leche para los biberones, papillas, etc.

En definitiva, que no estamos de acuerdo con esa desorbitante cifra. Aunque es cierto que hoy en día tener hijos no es cuestión baladí, entre otros motivos, por la situación económica, también lo es que se puede salir adelante perfectamente comprando lo básico, lo justo y necesario. Y dejándonos agasajar. Los regalitos siempre van a venir bien. Y si nos compran algo que no nos es imprescindible, siempre podremos cambiarlo por ropa infantil o por otras cosas que podamos necesitar ahora o en el futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *