Disciplinas alternativas: Yoga y Pilates

Disciplinas alternativas: Yoga y Pilates

Es muy importante que incluyamos deporte en nuestra vida diaria para estar mejor con nosotros mismos en cuerpo y alma, y es que el deporte no solo se nota en el físico, sino que también lo notamos en el ánimo y en nuestra vida diaria. Es cierto que no a todo el mundo le gusta eso de correr y por eso no hacen ningún ejercicio, pero debéis saber que existen alternativas a los métodos tradicionales de deporte.

Vamos a conocer dos disciplinas que están ahora mismo muy de moda debido a sus beneficios en el cuerpo y en la mente. Empezamos por el método Pilates y seguiremos con el método del Yoga.

Pilates

El método Pilates fue creado como un medio de rehabilitación, no como un deporte o una disciplina, en un hospital de Inglaterra para los soldados heridos de la Segunda Guerra Mundial. La base era la actividad física y el control corporal para que se pudiese rehabilitar sin ningún tipo de problema.

Hoy en día el Pilates consiste en la reeducación corporal a través de movimientos inteligentes por lo que es genial para mejorar la postura corporal y el tono abdominal. Con este método o disciplina también mejorarás la respiración, y esto te ayudará en otros deportes.

Además de todo esto, el Pilates nos fortalecerá gracias a los movimientos que tenemos que hacer al practicarlo, por lo que estaremos educando a nuestro cuerpo y, a la misma vez, a nuestra mente, aunque no como el yoga.

Disciplinas alternativas; Yoga

Pilates En la entrada sobre el método ya comentamos la importancia de añadir deporte a nuestra vida diaria. Hoy vamos a hablar del Yoga, que no es solo una disciplina, sino que engloba todo un estilo de vida.

El Yoga supone la unión de cuerpo y mente, es decir, que los que empiezan en este deporte realizan un viaje de auto-descubrimiento interior y es que una de los puntos importantes del Yoga es la meditación.

Eso sí, el Yoga y el Pilates tienen algunas similitudes como, por ejemplo, las posturas, aunque con distintos nombres y con más flexibilidad y equilibrio por parte del Yoga.

El Yoga tiene algunas variantes, pero la más común, que es la que se suele practicar en todos lo centros, es la del Ashtanga Yoga. Una vez descubráis el Yoga clásico, que es el que hemos nombrado, podréis escoger vuestro camino en esta disciplina tan bonita. Aún así, os advierto que al principio puede parecer una disciplina bastante dura, pero le cogeréis el truco y no podréis parar, os lo aseguro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *