Esa sonrisa que conquista al cliente… El rostro visible de la moda

Esa sonrisa que conquista al cliente… El rostro visible de la moda

Después de un fin de semana, tranquilo y sin pisar ninguna tienda, tengo varias dudas sobre que escribir hoy. Hay varios temas que me rondan la mente… pero no los veo perfectos para este lunes, un lunes de amor, un lunes compañero y un lunes perfecto…

A veces, no sé si a vosotras también os pasará, me gusta pensar en todos los entresijos que hay detrás cada colección, de cada prenda… He tenido la suerte de trabajar en una empresa de moda y he visto y aprendido todo el proceso, he sido consciente del trabajo que se realiza para que la prenda salga a la venta. He contemplado al diseñador crearla, compartirla con todo el equipo. He estado presente en  las negociaciones del Product Manager con las fábricas textiles, la infinitas reuniones decidiendo qué hacer para la siguiente colección, recibir las ansiadas muestras y tener que probarlas… Y por fin, un día, ya están en la tienda, dispuestas a ser compradas por todos nosotros y satisfacer todos las necesidades y deseos creadas por multitud de sensaciones.

Pero aparte de todo este maravilloso proceso, hoy quiero hablar de un puesto muy importante en esta cadena, las personas que dedican su vida a trabajar en las tiendas, esas personas  en contacto directo con el público, en contacto directo con las colecciones de moda, esas personas, que muchas veces desde central, se les tiene olvidado, que no saben apreciar la importancia de esta labor. Y es que, en definitiva, ellos son quienes hablan cara a cara con el CLIENTE. Son quienes saben lo que necesita el público, lo que piden y no existe y lo que no se vende… por muy de novedad y tendencia que esté en el Olimpo de las modas.

El ayer…

y el HOY en el mundo de la moda. Los empleados de las grandes firmas y cadenas textiles, claves para el éxito de las marcas.

Desde este teclado, en un rincón de la bella Andalucía, deciros, y decirte, que TU trabajo merece la pena.

Qué hay y habrá personas detrás del pequeño comercio y de las grandes cadenas que amen su trabajo, que siempre tengan la sonrisa esperando al cliente y sean profesionales en sus servicios… porque no sólo es vender y venderte, es pasar muchas horas cara al público, donde todos nos creemos que debemos de ser los primeros en ser atendidos. Es llevar perfectamente el stock de mercancía, recibir nuevos productos colocarlos en la tienda, escaparates y un sinfín de tareas.

Por ti… para que nunca te vacíes y sigas trabajando con esa sonrisa y esa ganas de superación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *