Receta de nutella casera

Receta de nutella casera

 Hace un mes más o menos estaba volando a Italia para pasar mis vacaciones. ¿Sabéis una de las cosas que más recuerdo? ¡La nutella! Sí, como leéis: vayas por donde vayas te encuentras puestos de crepes con nutella o de tortitas con nutella… Bueno, ¿y los helados de nutella? ¡Un auténtico paraíso para golosos!

Ahora, ya respuesta de esos kilitos de más que suelen pillarse siempre en vacaciones, me he dado un súper capricho: he preparado esta riquísima crema de avellanas y chocolate en casa y os traigo aquí esta receta de nutella casera. Sabe mucho mejor que la que se compra, se hace muy rapidito y os aseguro que es más sana y natural que la que se vende en los súper.

Receta de Nutella casera

nutella

Estos son los ingredientes para preparar nutella casera:

Ingredientes

–          100 gramos de avellanas tostadas y peladas,

–          150 gramos de azúcar,

–          100 gramos de chocolate fondant,

–          100 gramos de chocolate con leche,

–          100 gramos de chocolate blanco,

–          200 gramos de leche,

–          150 gramos de aceite virgen extra,

Preparación

Lo primero es triturar las avellanas con un molinillo hasta que queden bien troceadas. Otra opción, la rápida y fácil, es comprarlas directamente ya picaditas. Las puedes encontrar en Hipercor, en la parte de repostería y dulces.

A continuación vamos a por el chocolate. No caigas en la tentación de probar una onza de cada una de las clases, ¿eh? Ve rompiendo todas las tabletas y ponlas en un cazo al baño maría junto con las avellanas ya trituradas. Echa azúcar, aceite y leche y ve removiendo muy bien. ¡Esta nutella casera ya marcha!

Cuando veas que ya está todo bien fundido y mezclado, si ves que la textura que presenta es uniforme, es que prácticamente hemos terminado. Ahora ve repartiéndola en recipientes (yo la he echado en frasquitos de cristal con su tapadera, de esos de conservas, que siempre los voy guardando para cosas así).

En principio te va a parecer que es diferente a la que se compra en botes, la verás más líquida, pero eso se debe a que aún está caliente. Métela en la nevera y verás cómo cuando se enfríe está perfecta y mucho más rica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *