Naranjitas rellenas

Hoy te enseñaré a hacer un postre muy fácil, fresco y económico, naranjitas rellenas. Lleva varios pasos pero nada de lo que hay que hacer es difícil. Es ideal para principiantes para lucirse con un original postre después de una cena de verano. Te aseguro que quedarás muy bien.

Receta para naranjitas rellenas

Ingredientes:

  • 6 naranjas medianas
  • 1 taza y media de zumo de naranjas
  • 4 cucharadas al ras de fécula de maíz o maicena (40gr)
  • ½ taza de azúcar (100gr)
  • 2 yemas
  • 100 gr de crema de leche
  • 15 gr de mantequilla
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 1 taza de Crema Chantillí

Preparación:

Elige bien las naranjas de modo que estén parejas respecto al tamaño, a la textura de su piel y color. Córtalas prolijamente  por la mitad y extrae el zumo con un exprimidor sin llegar a dañarlas ya que serán los recipientes individuales de este postre. Con este procedimiento obtendrás 1 taza y media de zumo colado. Tienes que colarlo para tener una fina textura. Reserva el zumo y vamos a trabajar en la presentación de las naranjas.

Lava bien las cáscaras y quítale los restos de hollejos que puedan haber quedado después de exprimirlas. Con una tijera y con mucho cuidado corta los bordes de las naranjas emparejándolas o dándole forma de picos según tu gusto  para que no se noten las imperfecciones. Colócalas en una fuente para luego rellenarlas.

Relleno:

Para preparar el relleno coloca en una cacerolita el zumo de naranja colado y frío, la fécula de maíz y el azúcar. Revuelve hasta  que se disuelva bien.

Recuerda que la fécula de maíz no se disuelve si el líquido está caliente. Luego llévalo al fuego, preferiblemente a Baño María, aunque si no te quieres complicar demasiado puedes hacerlo a fuego directo muy suave y revolviendo constantemente hasta que tome punto de crema y se ponga más espesa.

Antes que hierva retira la cacerola del fuego. En ese momento vuelca las dos yemas y revuelve muy rápido y llévalo al fuego por dos minutos. Apaga el fuego y ahora le agregas el resto de los ingredientes, es decir la crema, la mantequilla y la esencia de vainilla.

Mezcla hasta que la crema quede bien homogénea, no olvides  que la mantequilla se tiene que derretir en la preparación y si no la mueves constantemente  la crema puede quedar  despareja. Así sigues hasta que se entibie y como ya estará mas espesa puedes volcar la crema con una cuchara dentro de las naranjas.

El toque final se lo das con la decoración: prepara una crema chantillí  o crema pastelera batiendo la crema con el azúcar, la enfrías bien y luego la colocas en una manga para decorar y haces una corona alrededor del borde de la naranja.

También puedes dejarlas sin crema chantillí y simplemente decorarlas con hojitas de menta.

Déjalas reposar en el refrigerador por unas horas antes de servirlas  para que estén más ricas aún.

Consejo: debes calcular  cuántas naranjas necesitas según la cantidad de personas que comerán y especialmente  aquellos golosos que comerán más de una..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *