Repostería tradicional malagueña: el Bienmesabe

Repostería tradicional malagueña: el Bienmesabe

Os traemos hoy al blog un postre exquisito un bienmesabe, una delicia para aquellos que perdáis la cabeza con los pasteles. Vamos a dar varias pistas… Oriundo de Antequera, precioso municipio del interior de la provincia de Málaga, elaborador con bizcocho, almíbar, almendras, canela y azúcar… Suena bien, ¿Verdad??? Pues ni imagináis el sabor que tiene. Es uno de los postres por antonomasia de esta región y lo encontramos en las cartas de postres tanto de excelentes restaurantes como del mejor catering en Málaga y de las cafeterías y pastelerías con más renombre de la ciudad. Sí, hablamos del Bienmesabe, una delicia cuyo nombre hace honor a lo que se exclama al degustarlo, “¡pero qué bien me sabe!”.

Receta de bienmesabe

bienmesabe

Para preparar este riquísimo BIENMESABE os traemos una de las recetas de postres de la cocina malagueña. Estos son los ingredientes que vamos a necesitar para su elaboración:

Ingredientes

–          Almíbar de cidra,

–          Bizcochos de plantilla,

–          Almendras tostadas y molidas,

–          Nueve huevos,

–          Yemas de otros tres huevos más,

–          Canela molida,

–          Azúcar,

Preparación

Lo primero que vamos a hacer es coger una fuente grande y ponemos una capa de almíbar de cidra, muy esparcida con una cuchara para postres. Después otra capa de bizcochos de plantilla. Por último, una capa de almíbar de cidra más. Este es el primer paso para preparar el Bienmesabe.

Ahora vamos a coger otro recipiente aparte. Tenemos que preparar un almíbar muy clarito y suave utilizando el azúcar. Se hará una masa con las almendras ya tostadas y molidas, los hueve huevos y otras tres yemas de huevo más (solo las yemas, ¿Eh? La clara de estos tres no la vamos a necesitar y la puedes tirar o guardar para otro postre que prepares). Todo esto debes batirlo muy bien y pasarlo por el fuego unos minutos. Cuando ya veas que está mezclado y que va cogiendo un sabor como a miel o caramelo, apártalo.

A continuación échalo todo en una fuente, extiéndolo muy bien y cúbrelo con una capa de canela molida, que quede perfectamente cubierto. Déjalo en reposo uno o dos días… ¡Ya casi están nuestras recetas de postres de cocina malagueña! Ahora espolvorea con azúcar molida y adorna la fuente según el gusto.

Os aseguramos que os va a encantar. Además, es tan fácil de preparar que esto es un punto más, un valor añadido para este riquísimo plato.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *