Huesitos de santo, ¡unos pasteles de otra dimensión!

Huesitos de santo, ¡unos pasteles de otra dimensión!

Que sí, que ya sé que aún quedan unas cuantas semanas para celebrar el Día de los Difuntos. Sin embargo, ¡ya he encontrado en algunas pastelerías de Madrid los archi famosos y súper ricos huesitos de Santo! AL verlos pensé, ¿por qué no buscar la receta de estos riquísimos dulces y prepararlos ya? ¡Dicho y hecho! La verdad es que el resultado ha sido estupendo: son sencillos de preparar y realmente se consigue el sabor prácticamente igual que en las pastelerías más tradicionales. Aunque todo es cuestión de práctica… e imagino que al final los míos superarán a los originales, I’m sure!

Receta de los huesitos de santos

huesitos de santos

Estos son los ingredientes necesarios:

–          125 gramos de almendra molida,

–          125 gramos de azúcar glas,

–          Media clara de huevo,

–          Harina,

–          Mantequilla,

–          Azúcar glass,

Cómo preparar los huesitos de santos

Lo primero es coger un bol grande y mezclar en él la almendra molida y el azúcar glas, media clara de huevo y… ¡a batir! Hay que conseguir una pasta compacta y homogénea. La grasa que va soltando la almendra al atemperarse, combinada con la media clara de huevo, es que lo que da a la masa esa humedad tan característica de estos pasteles.

A continuación coloca la masa sobre un papel de horno. antes debes espolvorearlo con harina. Estira la masa con el rodillo, también embadurnado con harina, y obtendrás una lámina rectangular. Esta debe ser muy fina, de unos 2 milímetros aproximadamente.

Sobre esta vas a extender una capa de crema pastelera o de chocolate, según nuestro gusto y cómo queramos preparar los huesitos. Enróllala en forma de cilindro y ve partiéndola en cuatro porciones. Ahora hay que bañar la parte superior con una glasa hecha con mantenilla fundida. Para eso debes haber ido incorporándole poco a poco el doble de azúcar glas y unas gotas de agua.

Casi terminamos… Hornea los huesitos de santo a 150º durante dos minutos. Esto dará tiempo a que la cobertura se funda y quede bien crujiente. Sencillo, ¿verdad? ¡Pues todos a probar para que nos queden perfectos de cara a Halloween!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *