Rellenos para tartas fondant

Rellenos para tartas fondant

Vamos a seguir con nuestra pequeña andadura en el mundo de las tartas fondant. Tras hablar del bizcocho del interior de toda tarta fondant, de los utensilios a utilizar y del propio fondant. Ahora nos toca hablar de los diferentes rellenos que pueden tener las tartas fondant.

Y es que las tartas fondant como ya sabemos en su interior son grandes masas de bizcocho con una crema que las une y le aporta sabor. Es una gran pregunta para muchos a la hora de adentrarnos en hacer una tarta fondant. Porque no todos los rellenos que se nos pueden imaginar o que ya conozcamos no sirven en una tarta fondant.

Cómo hacer relleno de fondant

tartas de fondant

Como una de las características de estas tartas es que no se pueden meter en la nevera y que podría hacer que el fondant se partiera y perdería elasticidad. El relleno debe ser apto para la temperatura ambiente (siempre fresca) y que no tengamos como obligación que meterlo en la nevera.

Si no podéis remediar hacer un relleno para meterlo en nevera hay que recordar que siempre se prefiere una nevera no-frost. Y que ante todo debemos meter la tarta en una caja de cartón para que éste absorba la humedad.

A continuación vamos a hablar de los rellenos más básicos y utilizados por los que nos movemos en este apetecible mundo de las tartas fondant.

Podemos usar los clásicos buttercream, que a base de mantequilla le podemos añadir sabores como vainilla, café, caramelo, colorantes, etc.

El swiss merengue buttercream, es una crema de mantequilla se hizo con merengue suizo que aporta ligereza que el anterior. Este al igual que el buttercream clásico, podemos hacerlo de moca, fresa, limón, etc.

El ganache de chocolate que lo hacemos con nata y chocolate, preferiblemente para bizcochos clásicos. Lemond curd, una intensa crema de limón con un agradable sabor refrescante. Este último también podemos hacerlo de naranja.

Incluso podemos hacer las típicas cremas como de dulce de leche, cremas con nocilla o nutella o una deliciosa crema de queso. Además podemos añadir más sabor si bañamos los bizcochos en algún licor o almíbar. Así aportamos no sólo sabor, sino olor y esponjosidad.

Con esto ya hemos acabado de conocer como es una tarta fondant. Ahora sólo queda elegir recetas sencillas para coger la práctica necesaria y no tener miedo en empezar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *