Recetas de postres: Tarta de melocotón

Recetas de postres: Tarta de melocotón

Hoy os traemos una de las recetas de postres más fáciles y sanas para estos días, la tarta de melocotón. Ya que buscamos un postre con la fruta de temporada, porque estas aportan las vitaminas necesarias. Suelen tener un precio más económico y aportan las carencias que puedan tener nuestro cuerpo en ese momento y se prepara para el cambio del tiempo.

Receta tarta de melocotón

tarta de melocoton

Para esta deliciosa tarta de melocotón hemos necesitado: 2 o 3 melocotones frescos, una plancha de hojaldre y una cucharada de azúcar glas.

Para la crema necesitamos: 2 yemas, 3 cucharadas de azúcar, 1 cucharada pequeña de harina, 300 ml de leche, la cáscara de una naranja.

Por último para el glaseado: 150 ml de mermelada de melocotón, 50 ml de agua y 50 ml de licor de melocotón.

En primer lugar para preparar la masa se debe estirar el hojaldre y forrar el molde que hayamos preparado para hacer la tarta. Debemos apretar bien los bordes al molde y pinchar la base con un tenedor. Horneamos a 180º durante 18 minutos y sacamos para dejar enfriar.

Con la crema debemos mezclar las yemas con el azúcar y la harina. Añadimos leche hervida con la cáscara de naranja y cocemos hasta que comience a espesar.

Mientras dejamos enfriar la crema, vamos a ir pelando los melocotones haciendo gajos uno a uno. Tras enfriarse la crema que hemos añadido sobre el hojaldre, decoramos con los gajos de melocotón y espolvoreamos con azúcar glas. Después, volvemos a meterlo en el horno durante 10 minutos a 180º.

Para el glaseado debemos cocer la mermelada con agua y licor durante 5 minutos, haciendo así que la mermelada se espese y se mezcle bien con el aroma y sabor del licor. En muchas ocasiones debemos pasarlo por el chino para que quede más fina, pero no siempre tiene que ocurrir esto, ya que depende del espesor de la mermelada que hayamos elegido.

A la hora de degustarlo, debemos pincelar la tarta con este glaseado caliente. Una porción de esta tarta con una calentita taza de café sería una merienda ideal para una tarde más fría o para el final del verano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *