Calmar el deseo sexual

Calmar el deseo sexual

Encontramos a lo largo de la historia, numerosas plantas que han sido utilizadas con la finalidad de eliminar o reducir la excitación sexual; si bien es cierto que en la actualidad la mejor manera de conseguir este objetivo es seguir el elevado ritmo de vida que tenemos y mantener la cantidad de toxinas que ingerimos.

Como calmar el deseo sexual

Entre las plantas que calman el deseo sexual se encuentran el nenúfar, el lúpulo y la hierba de los canónigos; esta última recibe su nombre porque fue cultivada en los conventos allá por el siglo XVII, con el fin de apaciguar las mentes de los frailes y alejarles de todo tipo de pensamientos sexuales.

Es importante saber que estas plantas no deben utilizarse durante la gestación o en el periodo de lactancia, ya que en ocasiones y a dosis elevadas pueden provocar vértigos y náuseas. Para elaborar el remedio con nenúfar, necesitaremos medio litro de agua hirviendo y 30 gramos de raíz de nenúfar, hervimos los ingredientes durante 30 minutos, dejamos reposar y colamos, tomaremos un vasito, dos o tres veces al día fuera de las comidas.

En cuanto al lúpulo, necesitaremos medio vaso de agua y una cucharadita de lúpulo, realizaremos una infusión con los ingredientes citados y tomaremos una taza de ésta tres veces al día fuera de las comidas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.