¡Helado de Oreo, por favor!

¡Helado de Oreo, por favor!

El asfalto de las calles de Madrid esta fresco como e helado en primavera, el agua fría parece incluso ser fresco como el helado de oreo, el aire acondicionado se ha convertido en nuestro mejor aliado y por fin ha llegado la época en la que no hace falta una excusa para comer helado.

Es verdad que, si tienes ganas de comer un helado, puedes ir a la heladería de en frente, comprar el que más te apetezca y no complicarte más…. Pero, ¿Dónde está la magia en eso? ¿Qué hay de la satisfacción de disfrutar de un helado que has hecho con tus propias manos?

No te lo pienses más, invita a todos tus amigos a casa y diles la verdad: que los mejores planes Madrid están contigo, disfrutando de un helado casero de las galletas más ricas del mundo: ¡Galletas Oreo!

¿Qué te parece si aprendemos juntos a llevar a cabo esta deliciosa y facilísima receta? ¿Te apuntas?

Receta para hacer Helado de Oreo

helado de oreo

Estos son los ingredientes que vas a necesitar para 600 ml de helado:

  • 250 ml de nata para montar.
  • 200 ml de leche condensada.
  • 14 galletas Oreo.
  • 5 ml de esencia de vainilla.

Estos son los utensilios que vas a necesitar:

  • Un mortero.
  • Batidora de varillas.
  • Una espátula o cuchara mezcladora.
  • Un recipiente con tapa.
  • Cuchara heladera para servir.

Ahora, para hacer el helado, vamos a aprender 7 sencillos pasos. ¡Todos tus invitados te pedirán la receta!

  1. En primer lugar, vamos a partir las galletas Oreo por la mitad y vamos a triturarlas en un mortero. El tamaño puedes elegirlo tú. ¿Te gustan los trocitos más pequeños o más grandes? ¡Tú decides! Deja las galletas a un lado, más tarde las vamos a necesitar.

  1. Ahora es momento de montar la nata. Para conseguir que la nata se monte bien, recuerda que tanto los utensilios como la nata deben estar muy fríos. Coge la batidora de varillas y bate la nata durante 4 minutos a velocidad máxima.

  1. El siguiente paso consiste en mezclar la nata recién montada con la leche condensada. Vamos a hacerlo con ayuda de una espátula o una cuchara para mezclar. Echa la leche condensada sobre la nata muy lentamente y con movimientos envolventes para que la nata no baje.

  1. Sin dejar de mezclar (no queremos que la nata se baje), añadimos la esencia de vainilla.

  1. ¡Ya casi hemos acabado! Coge la mezcla que hemos conseguido y añádele las galletas Oreo que hemos triturado al comienzo. Mézclalo con movimientos envolventes.

  1. ¡Este es el paso más difícil! Y no porque sea difícil de ejecutar, ¡sino porque ahora toca esperar! Mete la mezcla final en el recipiente en el que quieras congelar el helado y alisa la superficie. Tápalo y mételo en el congelador durante 5 horas.

  1. Por último, y una vez transcurrido el tiempo, sacamos el helado del congelador y con la ayuda de una cuchara heladera servimos.

Si quieres una idea más visual de cómo llevar a cabo esta receta, aquí tienes el vídeo de Lolita La Pastelera, gracias a quién tenemos esta fantástica receta. Si lo prefieres, también puedes visitar su página web lolitalapastelera.com.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *