Tocados para novias: el velo

Tocados para novias: el velo

Ya empezamos a hablar de los tocados para novias, en concreto, de la tiara o la diadema, dos tocados fantásticos que suelen quedar bien a toda novia. Pues bien, hoy seguimos con ese tema, pero esta vez vamos a hablar un poco más del velo y de las formas que podemos llevarlo para que todas estéis perfectas y cómodas el día de vuestra boda.

Formas de tocados de novias

Tocados para novias el velo 2

La primera forma de llevar el velo es la clásica, es decir, que el velo nos tape la cara. Quizá es la forma menos común en la actualidad, pero siempre será una forma bonita de llevarlo. Recuerda que puedes llevarlo agarrado con una bonita diadema o corona. Eso sí, normalmente estos velos son largos, así que mucho cuidado con estropearlo.

La segunda forma es llevar un velo bajo con un recogido, es decir, hacerse un recogido tipo moño y enganchar ahí el velo, así tendremos toda la parte delantera del pelo despejada, además de la cara, por lo que podremos ponernos una tiara o un algo parecido.

Por último, la forma que más me gusta a mí, y es llevar el velo de la misma forma que la clásica pero sin que el velo tape la cara. Me explico, colocamos el velo como si nos lo fuésemos a poner en la cara, pero en el momento de echarlo para delante, lo cogemos y lo doblamos para atrás, poniendo una tiara o una corona encima como adorno. Puede que así os parezca difícil, pero el peluquero que os peine para ese día sabrá como hacerlo.

Tiaras o diademas

Como ya hemos hablado en incontables ocasiones, el día de nuestra boda es uno de los momentos más importantes de toda nuestra vida, y es por eso que necesitamos estar perfectas para crearnos una seguridad extrema para que podamos relajarnos y pasarlo bien en este día tan especial.

Pues bien, para estar perfectas debemos llevar el vestido perfecto, los zapatos perfectos, el ramo perfecto, las joyas perfectas y el tocado perfecto, del que hablaremos hoy. Para ser más exactos, vamos a conocer un poco más la tiara y la diadema, ya que existen muchísimos tocados que podemos llevar, pero vamos a tratarlo por partes.

La tiara o la diadema son dos accesorios muy utilizados cuando vamos a llevar velo, ya que gracias a la tiara conseguiremos un aspecto elegante y sofisticado, ya que no solo llevaremos el velo por detrás, sino que la tiara nos adornará el pelo como si fuésemos verdaderas princesas. También podemos utilizarla si no vamos a llevar velo, con un buen recogido como el que podéis ver en la primera fotografía.

Para conocer un poco más a estos dos accesorios, os tengo que decir que la tiara suele ser más corta que la diadema, además de que los extremos acaban perdiéndose entre el pelo. Es por este motivo por el cual, si vamos a llevar velo, es mejor llevar una tiara, y si no lo llevaremos, lo mejor es una diadema.

¿Cuál de las tres opciones os gusta más?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *